¿Comprar un auto es un gasto o una inversión?

March 20, 2022

¿Comprar un auto es un gasto o una inversión?

Comprar un auto es comúnmente catalogado como hacer una ‘buena inversión’, ya que estás adquiriendo algo que estará a tu nombre, pero ¿realmente es una inversión que va más allá de ser propietario de algo?

Al final del día estás comprando un bien que, con su uso y el tiempo, se devaluará, entonces ¿realmente es una ‘inversión’ que valga la pena? Aquí te contaremos más sobre los pros y contras de comprar un auto, así que si te interesa saber si esto es un simple gasto o una verdadera inversión, sigue leyendo.

Pros de comprar un auto

Antes de comenzar, no podemos quedarnos sin decir que comprar un auto claro que es un logro; esta representa en muchos casos, alcanzar una meta o cumplir un sueño. Dicho esto, queremos dejar en claro que ese logro es ajeno a las ventajas que este pueda tener, las cuales te compartimos aquí.

1. Forma parte de tu patrimonio

Como ya mencionamos, comprar un vehículo representa obtener un bien que estará bajo tu nombre y por ende, propiedad, por lo que este puede respaldarte a ti y a tu familia en caso de necesitar venderlo por un auto nuevo o un caso extraordinario.

2. Libertad y comodidad

Una gran ventaja de poseer carro es que no tienes que depender de alguien más, por lo que tú como conductor decides tus horas de salida, rutas, rutinas y demás. Con un auto, puedes precindir de servicios de transporte, además que puedes moverte cómodamente en tus términos.

3. Conveniente en caso de una emergencia

Este punto es algo similar al anterior ya que no dependes de un servicio de transporte para trasladarte en caso de una emergencia; basta con usar tu propio coche para transportarte al punto deseado.

¿Por qué comprar un auto es más un gasto que una inversión?

Claro que comprar un carro tiene sus ventajas, sin embargo esta forma de adquisición también cuenta con desventajas que resultan ser un gran problema a la larga. Aquí te compartimos algunas de estas para que así, puedas tomar la mejor decisión y puedas ver si realmente invertir en vehículos es para ti.

1. Depreciación

Como te contamos antes, cuando compras un auto te atienes a que este sufra una depreciación del 15% hasta el 27% desde el momento en que este sale de la agencia, además que se estima que en los años consiguientes este perderá el 10% de su valor inicial, o sea que si eventualmente decides venderlo, deberás hacerlo a un valor mucho más bajo que por el que lo adquiriste.

2.  Pago del financiamiento o crédito

Al tratarse de la adquisición de un bien de alto valor, es probable que la compra de tu vehículo sea mediante un crédito o financiamiento automotriz pero ¿conviene comprar un auto financiado?, este “método” representa una suma importante que deberás pagar mes con mes, probablemente por los años consecuentes al de su adquisición.

Es muy seguro que si decides optar por un crédito, al final termines pagando más por el auto de lo que inicialmente costaba gracias a que igual estarás pagando sus intereses.

3. Gastos

Comprar un auto no solo es hacer gastos de una sola vez como el auto o fijos como el crédito con el que se adquirió, sino que también representa el pago de impuestos, costos operativos y de mantenimiento, tenencia, reemplacamiento, y demás.

Leasing automotriz, tu mejor aliado

Dicho todo esto, podemos decirte que tener un coche sí es ventajoso, sin embargo, comprarlo puede tener sus contras y sí puede considerarse más un gasto, pero si realmente deseas obtener un coche, debes saber que tienes una opción con la que puedes lograrlo sin comprarlo necesariamente: el leasing.

Si no lo conoces, el arrendamiento o leasing consiste en pagar una mensualidad por hacer uso de un vehículo. O sea, solamente pagas por gozar de este, más no por su propiedad.

¿Por qué arrendar un coche?

El arrendamiento es la perfecta solución a aquellas personas que quieren obtener los beneficios de poseer un coche, sin tener que comprarlo. Pese a esto, hay bastantes ventajas por las que el leasing en México es tu mejor opción.

1. No compras un bien que se devaluará

Como dijimos antes, comprar un auto significa que estarás pagando un valor inicial mayor a lo que realmente valdrá cuando lo tengas.

2. Lo que no gastas, lo puedes invertir

Este punto está conectado al anterior, ya que, a diferencia de cuando compras un vehículo, cuando lo arrendas tienes la oportunidad de poder invertir el dinero que te ‘ahorras’ de la compra en algo que resulte más rentable para ti.

3. Leasing deducible de impuestos

Otra de las grandes ventajas del leasing es que esta actividad es deducible de impuestos desde el primer pago; puede decirse que lo que pagas no sale de tus ahorros o flujo, si no del pago de impuestos que de todas formas harías.

4. Estrenas constantemente

Si eres amante de los autos o te gusta estrenar coche cada cierto tiempo, con el leasing puedes hacerlo realidad, ya que puedes cambiar de vehículo cada que se acabe tu periodo de arrendamiento -teniendo de opción desde motobicis hasta un Tesla.

5. Bajas mensualidades

Por último, las mensualidades del arrendamiento son mucho más bajas a las de un crédito o financiamiento automotriz, lo cual puedes comprobar en nuestro cotizador en línea.

Comprar un auto sí es un gasto

Solo porque este esté a tu nombre, no significa que en el momento de la compra, o los años posteriores, se convierta en una inversión. Muchos dirían incluso que comprar un carro es la peor inversión, pero si lo que quieres es tener un auto y pagar su uso y no más que eso, entonces tienes que considerar el leasing.  Si quieres comenzar tu proceso de arrendamiento o quieres saber más sobre este, ponte en contacto con nosotros.

No compres, arrenda uno!

Contactanos

Copyright © arrenda1 | Todos los derechos reservados | Aviso de Privacidad